Fiesta de Nuestra Señora de Atocha

El pasado sábado 2 de octubre un grupo de miembros de nuestra Hermandad acudió al último día de la novena de la Real Archicofradía y Santo Rosario de Nuestra Señora de Atocha, celebración en la que, además, se impusieron las medallas a treinta y dos nuevos hermanos.


El primer domingo de octubre se celebra la fiesta de Nuestra Señora de Atocha. Esta imagen mariana es la más antigua de Madrid. Hay distintas teorías en cuanto a su hechura, en las que se mezcla la historia, la leyenda y la devoción. La primera de ellas atribuye su realización a Nicodemo y San Lucas, siendo trasladada desde Antioquía a España por discípulos de San Pedro. Otra teoría del siglo VII aporta datos históricos ligados a un documento de San Ildefonso donde aparecía la primera referencia al culto a Nuestra Señora de Atocha. Más extendida es la leyenda que atribuye la construcción de una segunda ermita, en la época de dominio musulmán y en el emplazamiento donde hoy se encuentra la basílica, a un caballero del siglo VIII, Gracián Ramírez, un gran devoto de la Virgen. Por su parte, documentos posteriores de los siglos XII y XIII, como las Bulas de la Catedral de Toledo y las Cantigas de Alfonso X El Sabio, ya harían referencia directa a la existencia del culto a Nuestra Señora de Atocha y dos milagros atribuidos a la imagen mariana. La imagen es custodiada por los frailes dominicos desde 1523, por concesión del rey Carlos V.

Al término de la eucaristía, presidida por fray José Antonio Álvarez O.P., nuestros representantes fueron acompañados por miembros de la Junta de Gobierno al camarín de la Virgen, que hace unos días estrenó un nuevo pedestal. Igualmente, el hermano mayor, D. Julián del Castillo, nos enseñó algunos enseres de la que es Patrona de la Casa Real, algunos de ellos de la época de Fernando VII e Isabel II.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Celebración de la Exaltación de la Cruz 2021

El pasado día 12 de septiembre nuestra Hermandad se reunió para conmemorar, un año más (y ya van diez) la fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Desde el domingo el altar de nuestros Titulares apareció profusamente adornado con claveles rojos, flanqueando al Señor, y rosas de color rosa a los pies de la Señora. Además de la luz de dos candelabros, completaban el altar el mantel confeccionado por una de las camareras de la Virgen de la Misericordia, así como el estandarte corporativo que recientemente ha sido limpiado y retocado, cambiándose el motivo central (sustituyendo la imagen del Cristo primitivo por el nuevo escudo) y añadiéndosele los borlones inferiores.

La Eucaristía estuvo presidida por el párroco de San Ramón Nonato y director espiritual de la Hermandad, D. José Manuel Horcajo Lucas, quien, en su homilía, recordó la importancia de poner a Cristo y su cruz en nuestras vidas, sintiéndonos parte de la Iglesia universal y la parroquia, en particular, desde los más pequeños hasta nuestros mayores. Al hilo de esto, resaltó lo bonito de empezar el curso con la celebración de la Exaltación de la Cruz, y más en los tiempos difíciles que estamos viviendo.

Desde el domingo 12 hasta el martes 14, fiesta de la Exaltación de la Cruz, han sido muchos los hermanos y devotos que se han acercado a San Ramon para rezar y venerar a nuestros Titulares, contemplando la imponente imagen del Santísimo Cristo del Perdón y orando ante su Madre de la Misericordia, ataviada para la ocasión con manto burdeos y saya azul. No obstante, en la celebración del domingo contamos con la presencia de representantes de otras hermandades de Madrid, que, una vez más, quisieron acompañarnos en la que es una de las celebraciones más importantes de nuestra corporación.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Camino de Santiago

El pasado 25 de julio fue el día de Santiago y este año al celebrarse en domingo es año jubilar, año santo o año jacobeo. Esto significa que la Iglesia, concede indulgencia plenaria a todos aquellos que visiten el sepulcro del apóstol, es decir, la purificación de los pecados ya cometidos y confesados. Para conseguirla es necesario realizar tres sencillos actos:

  1. El primero visitar el lugar santo y atravesar la puerta santa, en este caso, la catedral de Santiago de Compostela y el pórtico de la gloria.
  2. La segunda confesarse de los pecados y comulgar siete días antes o siete días después de dicha visita.
  3. La tercera y última, rezar por las intenciones del Santo Padre, el papa Francisco.

Con esta intención, el día 31 de julio me subí a un autobús hacia Pedrouzo para empezar el camino de Santiago desde Sarria el día siguiente. Fuimos un grupo de unas 80 personas de Cursillos de Cristiandad. No hace mucho que formo parte del movimiento y me lo tome como un primer paso para conocer a la comunidad joven que lo forma.

En el momento que supe que se iba a hacer el camino me ilusioné y me apunté sin pensarlo. El día de antes de salir estaba un poco nervioso porque desconocía la mayor parte del grupo que íbamos a la peregrinación, pero al llegar al camping de Pedrouzo y empezar a conocer a la gente me tranquilicé.

Debido al Covid no podíamos ir de albergue en albergue, por eso cada mañana íbamos en bus al comienzo de la etapa y luego nos recogía al final para volver a comer al camping. Hicimos 110km en 5 etapas pasando por Sarria, Portomarín, Palas de Rey, Arzúa, Pedrouzo y Santiago.

Con el paso de los días, el cansancio, el dolor de pies y piernas y las lesiones en el grupo iban en aumento, pero también crecía la convivencia, la preocupación y la entrega a los demás. La tercera etapa, con Arzúa como destino, fue la más dura ya que era la más larga y ya había cansancio acumulado.

Para mí lo mejor fue la llegada a la Plaza del Obradoiro, los últimos diez minutos de la peregrinación los hicimos todos juntos cantando por Santiago. Mientras tanto la gente se hacía a los lados para ver la alegría con la que caminábamos. Ya frente a la catedral nos esperaba gente del movimiento que nos había acompañado desde la Eucaristía y la Oración. Fue una experiencia inolvidable.

Es la cuarta vez que hago el Camino de Santiago, para mí es una muy buena experiencia para pararse a descansar en lo espiritual, admirar la creación y conocer las distintas formas de vida en Cristo de cada persona.

Mario Cebollada Colmenero. Amigo de la Hermandad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Firmes en la fe

Diez años han pasado ya desde que Madrid, se convirtió durante una semana en el epicentro mundial del cristianismo, dándose cita en ella unos dos millones de personas para celebrar la mayor fiesta de la fe.

Desde que se anunció de manera oficial en la JMJ de Sidney en 2008, la Archidiócesis de Madrid se volcó con los preparativos de los grandes eventos que tiene en común toda Jornada Mundial de la Juventud, que son la acogida del Papa, el Via+Crucis, la vigilia de oración y por último la Eucaristía de envió como colofón de la misma. Y empezaron a llegar los aluviones de voluntarios para ayudar en todo lo que se pudiera hacer para acoger y celebrar esa semana.

Uno de esos actos, el Via+Crucis, iba a implicar de lleno a las hermandades, en otras ocasiones se había hecho teatralizado, con cuadros o meditaciones sencillamente. Pero Madrid decidió hacer algo a lo grande, hacer un Via+Crucis con los misterios de las hermandades de distintos puntos de España, uno en cada una de las 14 estaciones y al final un palio sevillano. Tallas de los mas grandes artistas desde el Barroco hasta nuestros días, grandes devociones de la geografía española, que hicieron las delicias de los cofrades y de no cofrades.

En los días centrales de esa semana, el jueves Barajas se revistió de blanco y amarillo para recibir el avión papal, y los jóvenes recibieron a Benedicto XVI y por la tarde tuvo lugar la acogida en Cibeles. El viernes era el día del Via+Crucis, desde el amanecer, todos los pasos empezaron a realizar un traslado desde sus sedes durante una semana en Madrid hasta el paseo de Recoletos donde se situaron las 14 estaciones y en la plaza de Cibeles la Virgen de Regla sevillana. Por la tarde el Papa presidió el Via+Crucis, realizado por las Hermanas de la Cruz, y a continuación se realizaría una procesión magna con todas las tallas.


El sábado comenzó la peregrinación hacía la base de Cuatro Vientos, donde se iban a dar los otros dos actos centrales, vigilia de oración y misa de envío. Los jóvenes llegaron a esa gran explanada de la fe, ante el calor que hacía en Madrid un 20 de agosto, que hasta los bomberos ayudaron a sofocar. Y tras ello y durante la vigilia que presidía el papa llegó la tormenta y tuvo que acortarse la misma. Del suelo del altar emergió la custodia de Arfe, el altar itinerante que creo ese orfebre para la Catedral de Toledo, Cristo en Majestad expuesto ante los dos millones de jóvenes que guardaron un silencio total.

Tras ello y una noche en la que como dijo Benedicto XVI, “somos más fuertes que la lluvia”, llego la Eucaristía de envío. Una eucaristía con participación de gente de nuestra floreciente hermandad, recibiendo la comunión un hermano de manos del Papa. Y a continuación nos emplazaba a la siguiente JMJ que tendría lugar en Río de Janeiro. Por la tarde, despedida del Papa en el IFEMA, a la que acudieron bastantes jóvenes de la hermandad que habían sido voluntarios, a los cuales dio las gracias por estar de manera invisible haciendo que todo saliera adelante.

Esa misma frase se puede aplicar a como vivir en la hermandad, “Todos, cada uno como sabía y podía, puntada a puntada, habéis ido tejiendo con vuestro trabajo y oración el maravillo cuadro multicolor de esta Jornada.”  Todos tenemos algo que aportar, algo que sabemos hacer, algo que podemos dar, para que nuestros titulares sean honrados y glorificados de la mejor manera posible.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Fiesta de la Virgen del Carmen

Por segundo año consecutivo la Virgen del Carmen, patrona de Puente de Vallecas, no pudo procesionar por las calles del barrio. No obstante, su hermandad, con sede, al igual que la nuestra, en San Ramón Nonato, organizó una serie de actos, pudiendo destacar la novena y la Función Principal del día 16.

Nuestra corporación estuvo presente en la Eucaristía del último día de la novena, presidida por el párroco, D. José Manuel Horcajo, en la que se reflexionó sobre el lema “María, Puerta del Cielo”. A dicha celebración acudieron diversas hermandades y congregaciones de Madrid y su provincia. Muchas de esas hermandades también tuvieron, antes de abandonar el templo, un momento de oración ante nuestros Titulares.

El día 16 a las 20:00 tuvo lugar la Función Principal presidida por el obispo auxiliar de Madrid, D. Juan Antonio Martínez Camino, quien a su entrada a la parroquia quiso saludar también a la representación de nuestra corporación. En su homilía, el obispo citó varios fragmentos de escritos de San Bernardo y José María Pemán sobre la Virgen del Carmen que le sirvieron de hilo conductor para su disertación. El escritor gaditano dedicó unos versos a la patrona de Cádiz que, por la contienda civil, permaneció varios años sin salir en procesión, al igual que ahora ocurre a consecuencia de la pandemia.

La celebración contó también con la presencia de una representación del Ayuntamiento, la Guardia Civil y la Policía Municipal de gala.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Triduo al Santísimo Cristo del Perdón

La pandemia por la que estamos pasando y las restricciones no impidieron que, un año más, en los días previos al Viernes de Dolores, nuestra Hermandad celebrase Solemnes Cultos en honor al Santísimo Cristo del Perdón.

El Triduo dio comienzo el martes 23 de marzo, día en que la Eucaristía estuvo presidida por D. Roberto López Montero, párroco de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis Obispo, sede de la Hermandad de Los Gitanos de Madrid, cuya Junta de Gobierno también estuvo representada por dos de sus miembros. D. Roberto, en su homilía, insistió en la idea de que no podemos acercarnos a la salvación de Dios desde una visión mundana de la vida; en otras palabras, debemos entregarnos al sentir de Dios para vencer el pecado y la muerte. “Si no creéis que yo soy, moriréis por vuestros pecados” dice Jesús en el pasaje evangélico de Juan.  Y es que toda su vida está en función de la voluntad del Padre, hasta su final cando es levantado en la cruz. Y por medio de esa cruz cobra sentido su misión y toda nuestra existencia como cristianos.

El segundo día del Triduo contamos con la presencia de D. Pedro Luis López García, párroco de la parroquia de San Ildefonso y de los Santos Niños Justo y Pastor, sede canónica de la Hermandad de La Borriquita de Madrid. D. Pedro Luis, en su explicación de las lecturas del día, destacó la importancia de la fe para lograr la verdadera libertad, valentía y firmeza, confiando siempre en Dios. Al ser víspera de la Solemnidad de la Anunciación, el celebrante también tuvo palabras para resaltar el papel de la Virgen en la Historia de la Salvación. María, Madre de Jesús y Madre nuestra, dio un paso en favor de todos nosotros, invitándonos a dejar nacer en nuestro interior a Cristo, quien ha venido para adueñarse de nuestro corazón.

El tercer y último día del Triduo al Santísimo Cristo del Perdón la celebración estuvo presidida por D. Roberto Guerrero Boza, franciscano de la T.O.R., párroco de la parroquia San Francisco de Asís, donde nuestra Hermandad hubiese realizado su Estación de Penitencia de no haber sido por la pandemia. Cada 25 de marzo se celebra la Solemnidad de la Anunciación, y por tanto las lecturas y la homilía de ese día tuvieron como protagonista a la Virgen, que nosotros veneramos bajo la advocación de la Misericordia. Tal y como narra el Evangelio, María recibió la noticia de que Dios, por amor, iba a enviar a nuestra tierra a su Hijo Jesús, concebido en su seno por obra del Espíritu Santo. Tras un primer momento de asombro, escuchó atenta la explicación del ángel Gabriel y aceptó la oferta de Dios: “Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Durante nueve meses María llevó en su seno al Niño Jesús, y durante toda su vida lo llevó en su corazón, recordando las palabras del profeta Simeón en el templo, que se cumplirían años más tarde.

Los tres sacerdotes recibieron, a modo de agradecimiento, un cuadro con la imagen del cartel anunciador de la Semana Santa de 2021, dedicado y firmado por nuestro Hermano Mayor.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Seis siglos rezando el Vía Crucis

El primer Vía Crucis de Europa se construyó hace algo más de seis siglos en la serranía de Córdoba, concretamente en la conocida como Torre Berlanga, adquirida por el beato dominico Álvaro de Córdoba (1360-1430) para fundar el convento de Santo Domingo de Scalaceli. El clérigo zamorano sintió la necesidad de revivir lo que había sentido en Tierra Santa en la peregrinación que realizó, junto a Rodrigo de Valencia, en 1419. El fraile eligió esa zona para instalar su congregación al recordarle el terreno a la topografía de Jerusalén.

El recorrido del Vía Crucis de la serranía cordobesa iba desde el convento de Scala Coeli hasta un monte situado al sur. A lo largo de ese recorrido el dominico emplazó unas representaciones pintadas con algunas de las escenas de la Pasión, y denominó a ciertos parajes del recinto con nombres que evocaban su estancia en Palestina. Mientras hacían el recorrido, fray Álvaro y sus compañeros meditaban los padecimientos de Cristo camino del Gólgota. El tener que recorrer las escenas una a una hacía que hubiera que desplazarse de un lugar a otro, introduciéndose el sentido procesional e intercalándose tramos en movimiento con contemplaciones, comentarios, oraciones y cantos.

Esta práctica fue todo un éxito, extendiéndose rápidamente por otros conventos de España y dando origen a una devoción al Vía Crucis que no tardaría en ser imitada por toda la cristiandad. Ejemplos de ello son los Vía Crucis del Monte Varallo, Romans-sur Isere, Fribourg, Lovaina o Adam Krafft en Nuremberg, todos posteriores al de Córdoba.

Aquel primer Vía Crucis no era como el actual. Hasta finales del siglo XVI no había una forma común de celebrarlo, aunque cada vez era mayor el deseo de unificar criterios en toda la cristiandad. La estructura que sigue en nuestros días la debemos a los escritos del holandés Christian van Andrichem (autor de la obra Jerusalem sicut Christi tempore floruit de 1584) y el jesuita Antonio Daza (con sus Exercicios Espirituales de 1625), quien lo dividió en catorce estaciones. Ambos pusieron por escrito lo que desde siglos se venía haciendo y transmitiendo de forma oral.

Pero no sería hasta San Leonardo de Porto Maurizio (1676-1751), franciscano que construyó quinientos setenta y dos Vía Crucis; Alfonso María de Ligorio (1696-1787), ambos italianos, y, en España, Diego de Cádiz (1743-1801), cuando adoptaría la forma actual.

Por entonces comenzaron a publicarse numerosos Vía Crucis impresos en pequeños ejemplares de pocas páginas con oraciones, jaculatorias y algunos versos. En España estos libros incluían la jaculatoria “Adorámoste, Cristo y bendecímoste, que por tu santa cruz redimiste al mundo”, que aún hoy seguimos rezando al inicio de cada estación. Esta oración era una de las que habitualmente era rezada por los fieles cuando asistían a la misa en latín, recitándola en el momento de entrar en la iglesia o al pasar ante una cruz.

Una vez fijado en catorce el número de estaciones del Vía Crucis, surgió gran variedad de modos de rezarlo. El primer modo era la forma privada y personal ayudándose de un libro; el segundo, una forma colectiva, con un texto al inicio de cada estación, una reflexión, una oración y la marcha hacia la estación siguiente, acompañada de un canto; y el tercero, el Vía Crucis en que la meditación u oración era en verso, acompañada de música.

Cabe señalar que este año se cumplen quinientos años de la llegada del Vía Crucis a Sevilla. Fue en la Cuaresma de 1521 cuando don Fadrique Enríquez de Ribera (1476-1539), primer marqués de Tarifa y Adelantado mayor de Andalucía, instauró su celebración, iniciándose en su propia casa y concluyendo el recorrido con la duodécima estación en la entonces llamada Huerta de los Ángeles, próxima al Humilladero de la Cruz del Campo, construido en 1380. Años más tarde, en 1630, cambiaría el recorrido del Vía Crucis, para comenzar en el retablo de mármol de la fachada de la Casa de Pilatos y terminar en el propio templete que construyeran los hermanos de la Hermandad de Los Negritos. Un total de novecientos noventa y siete metros, la misma distancia (mil tres cientos veintiún pasos) que separaban el palacio de Pilatos del Gólgota. Seria en 1720 cuando el número de estaciones se ampliaría hasta catorce.

A día de hoy se sigue celebrando dicho Vía Crucis cada Cuaresma, siendo presidido por la imagen titular de alguna de las hermandades de penitencia de la ciudad hispalense. Por las calles del recorrido, desde la plaza de Pilatos hasta el templete de la Cruz del Campo, se pueden contemplar azulejos con las imágenes que nos recuerdan las distintas estaciones.

Julio Casanova Merinero

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nuevo escudo corporativo

En el afán que tiene la Hermandad de ir mejorando poco a poco e ir creciendo tanto en lo espiritual como en lo patrimonial. Damos a conocer la digitalización del escudo corporativo, en el aparecen los mismos elementos que lo distinguen; el capelo episcopal, la cruz fuente de vida, en los escudos los anagramas JHS y AM por referencia a nuestros titulares Perdón y Misericordia, la custodia con la Sagrada Forma y el lema «Miserere Nobis».

Dicho escudo ha sido realizado por el Director de Arte Independiente, Manuel Vaquerizo, natural de Castro del Río (Córdoba) afincado en Villadecans. Siendo este su primer trabajo para las hermandades de la ciudad de Madrid, contando entre ellos unos 50 escudos corporativos, varios carteles de Semana Santa sobre todo de Andalucia, en Córdoba y Marbella principalmente, y el diseño y digitalización de numerosas obras bordadas al servicio de grandes bordadores como Antonio Villar o Álvaro Abril. Estas son sus palabras para presentar el escudo;


«Hoy he tenido el honor de presentar el que es el primer trabajo para la capital del Reino de España. El escudo corporativo de la Hermandad del Perdón de Madrid. Perdón y misericordia son valores que tenemos que a muchos se nos olvida practicar en algún momento.

Valores que esta hermandad lleva a gala. Gracias y más gracias de nuevo por confiar en mi trabajo para la realización de este trabajo.»


Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nueva Cuenta Corriente

Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Perdón y María Santísima de la Misericordia

La Hermandad cuenta desde hoy con una nueva cuenta bancaria, os dejamos los datos a continuación:


Titular: Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón.

IBAN: ES89 0049 5983 4225 1607 3023


Rogamos a todos los hermanos que a partir de ahora realicen sus donaciones y transferencias, así como el abono de sus cuotas, a esta nueva cuenta. 

Muchas gracias, reciban un fraternal abrazo.

La Junta de Gobierno.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La caridad en tiempos de coronavirus

Además de los cultos y actos dedicados a nuestros Sagrados Titulares, la Hermandad organiza campañas de atención y ayuda a los hermanos más necesitados, dirigidas por el Diputado/a de Caridad, cargo que ostento desde hace algo más de un año en la Junta de Gobierno.

Este año 2020, marcado por la pandemia, no se ha quedado corto en atención caritativa, ni en la Hermandad, ni en la parroquia de San Francisco de Asís donde colaboro desde hace muchos años. Allí, el grupo de voluntarios de Cáritas estamos al tanto, y sufriendo a veces hasta en nosotros mismos los efectos de la pandemia del Covid-19. Por eso, quiero haceros llegar a todos vosotros la actitud que ha tenido la Iglesia y Cáritas en los últimos meses, como siempre, al lado de los más vulnerables.

Al comienzo del estado de alarma, con el cierre de las parroquias y la paralización de toda actividad no esencial, desde el despacho de Cárictas comenzamos a llamar a unas cuantas familias, las que creíamos más necesitadas, para darle alimentos. Nos poníamos en contacto con cuatro familias al día, citándolas en horarios diferentes para evitar aglomeraciones y posibles contagios entre ellos. Con la desescalada, y debido al despido y cierre de empresas tan masivo a consecuencia de la crisis económica derivaba de la crisis sanitaria, la gente acudía a nosotros en masa en demanda de ayuda.

Actualmente, con el despacho y la acogida a pleno rendimiento, la gente sigue acudiendo a solicitar ayuda: ropa, alimentos, material escolar, ayudas económicas… Tenemos una situación caótica y de mucho trabajo, pero Cáritas (y sus voluntarios) siempre sabe adaptarse a cada situación y cada familia.

Nosotros, como miembros de la Hermandad del Cristo del Perdón, también nos hemos interesado desde marzo por nuestros hermanos, llamándoles y mostrando interés por saber cómo era su estado, tanto de salud como de necesidades. La cercanía era fundamental. Afortunadamente no hubo nada llamativo.

En definitiva, aquí estamos, ayudando a los demás y nada más; a todo el que lo necesita se le atiende y se le sirve como lo haría JESÚS.

Milagros Pastrana Riol.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario