Triduo al Santísimo Cristo del Perdón

La pandemia por la que estamos pasando y las restricciones no impidieron que, un año más, en los días previos al Viernes de Dolores, nuestra Hermandad celebrase Solemnes Cultos en honor al Santísimo Cristo del Perdón.

El Triduo dio comienzo el martes 23 de marzo, día en que la Eucaristía estuvo presidida por D. Roberto López Montero, párroco de la parroquia de Nuestra Señora del Carmen y San Luis Obispo, sede de la Hermandad de Los Gitanos de Madrid, cuya Junta de Gobierno también estuvo representada por dos de sus miembros. D. Roberto, en su homilía, insistió en la idea de que no podemos acercarnos a la salvación de Dios desde una visión mundana de la vida; en otras palabras, debemos entregarnos al sentir de Dios para vencer el pecado y la muerte. “Si no creéis que yo soy, moriréis por vuestros pecados” dice Jesús en el pasaje evangélico de Juan.  Y es que toda su vida está en función de la voluntad del Padre, hasta su final cando es levantado en la cruz. Y por medio de esa cruz cobra sentido su misión y toda nuestra existencia como cristianos.

El segundo día del Triduo contamos con la presencia de D. Pedro Luis López García, párroco de la parroquia de San Ildefonso y de los Santos Niños Justo y Pastor, sede canónica de la Hermandad de La Borriquita de Madrid. D. Pedro Luis, en su explicación de las lecturas del día, destacó la importancia de la fe para lograr la verdadera libertad, valentía y firmeza, confiando siempre en Dios. Al ser víspera de la Solemnidad de la Anunciación, el celebrante también tuvo palabras para resaltar el papel de la Virgen en la Historia de la Salvación. María, Madre de Jesús y Madre nuestra, dio un paso en favor de todos nosotros, invitándonos a dejar nacer en nuestro interior a Cristo, quien ha venido para adueñarse de nuestro corazón.

El tercer y último día del Triduo al Santísimo Cristo del Perdón la celebración estuvo presidida por D. Roberto Guerrero Boza, franciscano de la T.O.R., párroco de la parroquia San Francisco de Asís, donde nuestra Hermandad hubiese realizado su Estación de Penitencia de no haber sido por la pandemia. Cada 25 de marzo se celebra la Solemnidad de la Anunciación, y por tanto las lecturas y la homilía de ese día tuvieron como protagonista a la Virgen, que nosotros veneramos bajo la advocación de la Misericordia. Tal y como narra el Evangelio, María recibió la noticia de que Dios, por amor, iba a enviar a nuestra tierra a su Hijo Jesús, concebido en su seno por obra del Espíritu Santo. Tras un primer momento de asombro, escuchó atenta la explicación del ángel Gabriel y aceptó la oferta de Dios: “Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”. Durante nueve meses María llevó en su seno al Niño Jesús, y durante toda su vida lo llevó en su corazón, recordando las palabras del profeta Simeón en el templo, que se cumplirían años más tarde.

Los tres sacerdotes recibieron, a modo de agradecimiento, un cuadro con la imagen del cartel anunciador de la Semana Santa de 2021, dedicado y firmado por nuestro Hermano Mayor.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Seis siglos rezando el Vía Crucis

El primer Vía Crucis de Europa se construyó hace algo más de seis siglos en la serranía de Córdoba, concretamente en la conocida como Torre Berlanga, adquirida por el beato dominico Álvaro de Córdoba (1360-1430) para fundar el convento de Santo Domingo de Scalaceli. El clérigo zamorano sintió la necesidad de revivir lo que había sentido en Tierra Santa en la peregrinación que realizó, junto a Rodrigo de Valencia, en 1419. El fraile eligió esa zona para instalar su congregación al recordarle el terreno a la topografía de Jerusalén.

El recorrido del Vía Crucis de la serranía cordobesa iba desde el convento de Scala Coeli hasta un monte situado al sur. A lo largo de ese recorrido el dominico emplazó unas representaciones pintadas con algunas de las escenas de la Pasión, y denominó a ciertos parajes del recinto con nombres que evocaban su estancia en Palestina. Mientras hacían el recorrido, fray Álvaro y sus compañeros meditaban los padecimientos de Cristo camino del Gólgota. El tener que recorrer las escenas una a una hacía que hubiera que desplazarse de un lugar a otro, introduciéndose el sentido procesional e intercalándose tramos en movimiento con contemplaciones, comentarios, oraciones y cantos.

Esta práctica fue todo un éxito, extendiéndose rápidamente por otros conventos de España y dando origen a una devoción al Vía Crucis que no tardaría en ser imitada por toda la cristiandad. Ejemplos de ello son los Vía Crucis del Monte Varallo, Romans-sur Isere, Fribourg, Lovaina o Adam Krafft en Nuremberg, todos posteriores al de Córdoba.

Aquel primer Vía Crucis no era como el actual. Hasta finales del siglo XVI no había una forma común de celebrarlo, aunque cada vez era mayor el deseo de unificar criterios en toda la cristiandad. La estructura que sigue en nuestros días la debemos a los escritos del holandés Christian van Andrichem (autor de la obra Jerusalem sicut Christi tempore floruit de 1584) y el jesuita Antonio Daza (con sus Exercicios Espirituales de 1625), quien lo dividió en catorce estaciones. Ambos pusieron por escrito lo que desde siglos se venía haciendo y transmitiendo de forma oral.

Pero no sería hasta San Leonardo de Porto Maurizio (1676-1751), franciscano que construyó quinientos setenta y dos Vía Crucis; Alfonso María de Ligorio (1696-1787), ambos italianos, y, en España, Diego de Cádiz (1743-1801), cuando adoptaría la forma actual.

Por entonces comenzaron a publicarse numerosos Vía Crucis impresos en pequeños ejemplares de pocas páginas con oraciones, jaculatorias y algunos versos. En España estos libros incluían la jaculatoria “Adorámoste, Cristo y bendecímoste, que por tu santa cruz redimiste al mundo”, que aún hoy seguimos rezando al inicio de cada estación. Esta oración era una de las que habitualmente era rezada por los fieles cuando asistían a la misa en latín, recitándola en el momento de entrar en la iglesia o al pasar ante una cruz.

Una vez fijado en catorce el número de estaciones del Vía Crucis, surgió gran variedad de modos de rezarlo. El primer modo era la forma privada y personal ayudándose de un libro; el segundo, una forma colectiva, con un texto al inicio de cada estación, una reflexión, una oración y la marcha hacia la estación siguiente, acompañada de un canto; y el tercero, el Vía Crucis en que la meditación u oración era en verso, acompañada de música.

Cabe señalar que este año se cumplen quinientos años de la llegada del Vía Crucis a Sevilla. Fue en la Cuaresma de 1521 cuando don Fadrique Enríquez de Ribera (1476-1539), primer marqués de Tarifa y Adelantado mayor de Andalucía, instauró su celebración, iniciándose en su propia casa y concluyendo el recorrido con la duodécima estación en la entonces llamada Huerta de los Ángeles, próxima al Humilladero de la Cruz del Campo, construido en 1380. Años más tarde, en 1630, cambiaría el recorrido del Vía Crucis, para comenzar en el retablo de mármol de la fachada de la Casa de Pilatos y terminar en el propio templete que construyeran los hermanos de la Hermandad de Los Negritos. Un total de novecientos noventa y siete metros, la misma distancia (mil tres cientos veintiún pasos) que separaban el palacio de Pilatos del Gólgota. Seria en 1720 cuando el número de estaciones se ampliaría hasta catorce.

A día de hoy se sigue celebrando dicho Vía Crucis cada Cuaresma, siendo presidido por la imagen titular de alguna de las hermandades de penitencia de la ciudad hispalense. Por las calles del recorrido, desde la plaza de Pilatos hasta el templete de la Cruz del Campo, se pueden contemplar azulejos con las imágenes que nos recuerdan las distintas estaciones.

Julio Casanova Merinero

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nuevo escudo corporativo

En el afán que tiene la Hermandad de ir mejorando poco a poco e ir creciendo tanto en lo espiritual como en lo patrimonial. Damos a conocer la digitalización del escudo corporativo, en el aparecen los mismos elementos que lo distinguen; el capelo episcopal, la cruz fuente de vida, en los escudos los anagramas JHS y AM por referencia a nuestros titulares Perdón y Misericordia, la custodia con la Sagrada Forma y el lema «Miserere Nobis».

Dicho escudo ha sido realizado por el Director de Arte Independiente, Manuel Vaquerizo, natural de Castro del Río (Córdoba) afincado en Villadecans. Siendo este su primer trabajo para las hermandades de la ciudad de Madrid, contando entre ellos unos 50 escudos corporativos, varios carteles de Semana Santa sobre todo de Andalucia, en Córdoba y Marbella principalmente, y el diseño y digitalización de numerosas obras bordadas al servicio de grandes bordadores como Antonio Villar o Álvaro Abril. Estas son sus palabras para presentar el escudo;


«Hoy he tenido el honor de presentar el que es el primer trabajo para la capital del Reino de España. El escudo corporativo de la Hermandad del Perdón de Madrid. Perdón y misericordia son valores que tenemos que a muchos se nos olvida practicar en algún momento.

Valores que esta hermandad lleva a gala. Gracias y más gracias de nuevo por confiar en mi trabajo para la realización de este trabajo.»


Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nueva Cuenta Corriente

Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Perdón y María Santísima de la Misericordia

La Hermandad cuenta desde hoy con una nueva cuenta bancaria, os dejamos los datos a continuación:


Titular: Hermandad del Santísimo Cristo del Perdón.

IBAN: ES89 0049 5983 4225 1607 3023


Rogamos a todos los hermanos que a partir de ahora realicen sus donaciones y transferencias, así como el abono de sus cuotas, a esta nueva cuenta. 

Muchas gracias, reciban un fraternal abrazo.

La Junta de Gobierno.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La caridad en tiempos de coronavirus

Además de los cultos y actos dedicados a nuestros Sagrados Titulares, la Hermandad organiza campañas de atención y ayuda a los hermanos más necesitados, dirigidas por el Diputado/a de Caridad, cargo que ostento desde hace algo más de un año en la Junta de Gobierno.

Este año 2020, marcado por la pandemia, no se ha quedado corto en atención caritativa, ni en la Hermandad, ni en la parroquia de San Francisco de Asís donde colaboro desde hace muchos años. Allí, el grupo de voluntarios de Cáritas estamos al tanto, y sufriendo a veces hasta en nosotros mismos los efectos de la pandemia del Covid-19. Por eso, quiero haceros llegar a todos vosotros la actitud que ha tenido la Iglesia y Cáritas en los últimos meses, como siempre, al lado de los más vulnerables.

Al comienzo del estado de alarma, con el cierre de las parroquias y la paralización de toda actividad no esencial, desde el despacho de Cárictas comenzamos a llamar a unas cuantas familias, las que creíamos más necesitadas, para darle alimentos. Nos poníamos en contacto con cuatro familias al día, citándolas en horarios diferentes para evitar aglomeraciones y posibles contagios entre ellos. Con la desescalada, y debido al despido y cierre de empresas tan masivo a consecuencia de la crisis económica derivaba de la crisis sanitaria, la gente acudía a nosotros en masa en demanda de ayuda.

Actualmente, con el despacho y la acogida a pleno rendimiento, la gente sigue acudiendo a solicitar ayuda: ropa, alimentos, material escolar, ayudas económicas… Tenemos una situación caótica y de mucho trabajo, pero Cáritas (y sus voluntarios) siempre sabe adaptarse a cada situación y cada familia.

Nosotros, como miembros de la Hermandad del Cristo del Perdón, también nos hemos interesado desde marzo por nuestros hermanos, llamándoles y mostrando interés por saber cómo era su estado, tanto de salud como de necesidades. La cercanía era fundamental. Afortunadamente no hubo nada llamativo.

En definitiva, aquí estamos, ayudando a los demás y nada más; a todo el que lo necesita se le atiende y se le sirve como lo haría JESÚS.

Milagros Pastrana Riol.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Feliz Navidad

La Junta de Gobierno de la Hermandad les desea una ¡Feliz Navidad!

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una historia de encuentros

Mi historia con la Hermandad comenzó un Viernes de Dolores hace cuatro años, cuando yo tocaba en la Agrupación Musical La Columna de Alcalá de Henares, una procesión que se hizo con la antigua talla de nuestro Señor del Perdón. Aquella procesión se vio pasada por agua en diferentes momentos de la misma. Lo que a mí me llamó la atención es que el Señor (aunque no iba si quiera en un paso) no iba solo.

En octubre de ese mismo año, vi publicado en diferentes redes sociales fotos de las nuevas tallas del Señor y de su Bendita Madre, y tiempo después nos comunicaron en mi nueva banda que les acompañaríamos el próximo Viernes de Dolores.

Tiempo después conocí a una persona que para mí fue fundamental, Julio, que me abrió las puertas de la Hermandad y me hizo sentir como un hermano más sin aun pertenecer a ella.

A partir de ese momento, siempre que podía acudía a los actos, porque los sentía especiales, incluso empecé a ser sus pies el Viernes de Dolores, donde concia un grupo de personas humildes, que entregarían si vida por ellos, y así lo hacen cada vez que se meten debajo.

Hace un año por fin tomé la decisión de pertenecer oficialmente a la Hermandad, y en este año tan convulso pude imponerme la medalla.

El día de la imposición va a ser un día que difícilmente olvide, un día en el que amigos vinieron a acompañarme y que además pude ver como a uno de ellos también se la imponían, uno que también sintió como yo esa llamada de ellos. La misa y la imposición acabaron, subí al altar junto a Julio, David y Germán y al verles sentí que por fin cumplía un sueño y era ser de ellos.

Siempre que hablo con alguien del Perdón, siempre digo lo mismo, “es una Hermandad diferente, la gente es humilde, y en todo momento te sientes a gusto, sobre todo en la cuadrilla, que somos una pequeña familia”.

Alberto Rivera Gracia

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Exaltación de la Cruz 2020

Las restricciones derivadas de la pandemia no impidieron que un año más la Hermandad celebrase la pasada semana los cultos en honor al Santísimo Cristo del Perdón con motivo de la Exaltación de la Santa Cruz. En esta ocasión, en un año tan diferente en el que no tuvimos ni cultos cuaresmales ni Semana Santa en los templos y las calles, el Cristo estuvo acompañado, en el altar mayor de San Ramón, por la Virgen de la Misericordia, profusamente ataviada con manto granate, saya azul brocada y mantilla de color blanco roto y oro.

Los días 12, 13 y 14 se celebró el Triduo presidido, respectivamente, por los sacerdotes Marcos María do Santos (estudiante adscrito a nuestra sede canónica), José Manuel Horcajo (nuestro párroco y director espiritual) y Manuel María Sánchez (vicario parroquial de Nuestra Señora de la Misericordia). El día 13 tuvo lugar la Función Principal de Instituto en la que la Hermandad llevó a cabo la renovación de las promesas bautismales. Tanto el 13 como el 14 tuvo lugar la imposición de medallas a un grupo de nuevos hermanos.

Terminada la misa del día 14, un miembro de nuestra Hermandad y costalero, Sergio Gómez García, ofreció a María Santísima de la Misericordia la medalla «Sea Guardian» obtenida en su última navegación a bordo de la Flotilla de Submarinos de la Armada Española, en agradecimiento (en palabras del propio Sergio) por su protección y amparo durante dicha misión. En ese momento se congregaron en torno a nuestras imágenes un grupo reducido de fieles que, con el hermano mayor a la cabeza, entonaron la salve y pusieron así el broche de oro a los cultos de septiembre de 2020.

Las restricciones en cuanto al aforo y el miedo al contagio no desanimaron a muchos hermanos y devotos de nuestros Titulares que a lo largo de los tres días se desplazaron hasta San Ramón y, acercándose a la barandilla del altar mayor, rezaron con fervor e inmortalizaron el momento con sus teléfonos móviles.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Cultos Hermandad

La Hermandad celebrará durante los días 12, 13 y 14 de Septiembre los cultos propios de la misma que fueron aplazados por motivo de la situación provocada por la pandemia del coronavirus durante los meses propios en los que suelen tener lugar. 

Sábado 12: Misa en honor de María Santísima de la Misericordia.

Domingo 13: Función Principal de Instituto e imposición de medallas.

Lunes 14: Misa en honor del Santísimo Cristo del Perdón.

Durante esos días estarán expuestos a la Veneración pública de los fieles nuestros Sagrados Tirulares en el altar mayor de la parroquia de San Ramón Nonato, sede canónica de la Hermandad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El día del Carmen 2020

La Virgen del Carmen es una de las devociones marianas más extendidas en todo el mundo cristiano. También en nuestro barrio suscita gran fervor y son muchos los vallecanos que todos los años la acompañan, al llegar el 16 de julio, en su recorrido por las calles de la feligresía de San Ramón.

La devoción a Nuestra Señora del Carmen en el distrito de Puente de Vallecas viene de lejos. A principios del siglo XX, antes de la construcción de la parroquia San Ramón Nonato (nuestra sede canónica) donde hoy recibe culto, ya existía una capilla en la calle de la Presilla (actual calle Antonia Calas) donde muchos acudían a rezarla. Tras los duros años de la Guerra Civil, desaparecida la primitiva imagen, un escultor valenciano cuyo taller se encontraba muy cerca del bulevar esculpió la imagen actual para la que se inspiró en su mujer. Este acontecimiento dio nombre a la calle de la Virgen, por donde discurrió nuestra cofradía en los años 2011 y 2012. La imagen fue restaurada en 2010 por el escultor Javier Tudanca.

Este año, como todos sabemos, la pandemia ha impedido que la Virgen se encontrara en la calle con los vallecanos al anochecer del día 16 de julio. Pero esto no impidió que sus vecinos se acercaran a rezarla desde la víspera. Todos los que acudieron a San Ramón el día de la fiesta pudieron verla más cerca que nunca, a los pies del altar mayor, ataviada con manto blanco bordado y mantilla negra. El manto pertenece a la Virgen de la Torre, Patrona de Villa de Vallecas. Igualmente la Virgen lució la medalla de la Virgen del Pilar, con la que la obsequió la Guardia Civil en 2018, y la medalla de plata con distintivo blanco que fuera de un hermano, miembro de la Benemérita, y fallecido a causa del coronavirus.

Al igual que en años anteriores, en los días previos al día 16 la Hermandad del Carmen organizó una Novena con algunos momentos destacables como el homenaje a los colectivos más implicados en la lucha contra la pandemia (Protección Civil, Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, personal sanitario…) o la Función Principal presidida por el Vicario Episcopal, D. Juan Pedro Álvarez. En todos esos actos estuvo representada nuestra Hermandad.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario