Una fiesta con muchos siglos de historia

Este año hemos vivido un Corpus Christi diferente al que habíamos conocido hasta ahora. Hace unas pocas semanas pudimos volver a escuchar la misa en los templos y visitarlos con la asiduidad con la que lo hacíamos hasta el mes de marzo. En medio de esta “vuelta a la normalidad” llegamos a la fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo, una fiesta sin procesiones en la calle pero sí con numerosas celebraciones litúrgicas dentro de los templos. Pero, ¿desde cuándo se celebra esta fiesta? Para responder a esta pregunta debemos viajar hasta la Edad Media

La fiesta del Cuerpo y la Sangre de Cristo comenzó a celebrarse en el siglo XIII, más concretamente en 1246 en Lieja (Bélgica). El milagro acontecido en Bolsetta (Italia) por el que la Sagrada Forma comenzó a sangrar durante la consagración (ante las dudas de fe del sacerdote) condujo al papa Urbano IV a instituir la festividad del Corpus Christi en 1264. Un contemporáneo del pontífice, Santo Tomás de Aquino, fue el encargado de elaborar los textos litúrgicos de dicha fiesta. Precisamente a él debemos el Pange lingua, el Lauda Sion o el Panis angelicus, tres himnos de gran calidad que siguen escuchándose en cada celebración eucarística.

En el siglo XIV cobrará fuerza la procesión como parte de la celebración de la fiesta del Corpus Christi. Fue en el Concilio de Viena (1311) donde se dictaron una serie de normas para el cortejo que acompañase al Santísimo en su procesión, una procesión que hasta entonces se hacía por dentro de las iglesias. Será el papa Nicolás V el que, en 1447, establecerá la procesión eucarística por las calles de Roma.

La proliferación de las procesiones eucarísticas por la calle fue un factor determinante para la aparición de grandes obras de arte donde exponer al Santísimo Sacramento, las llamadas Custodias o carros triunfantes, labrados en oro, plata y piedras preciosas procedentes de Ultramar. Sin duda, la más famosa es la de Toledo, encargada por el Cardenal Cisneros al orfebre Enrique de Arfe en 1517 y que ha procesionado por las calles de la capital castellano-manchega desde 1595. También importantes son las de Córdoba (del mismo autor que la de Toledo), Santiago de Compostela y Medina de Rioseco (labrada por su hijo Antonio) y Ávila, Sevilla y Valladolid (realizadas por su nieto Juan).

En nuestra ciudad la procesión del Corpus Christi gano importancia gracias a la presencia en ella de los reyes de la Casa de Austria, quienes participaban activamente ya fuera portando el palio o acompañando con un cirio. Lo más característico del desfile, que por entonces se celebraba a mediodía, era la tarasca, una criatura mitológica representativa del mal (prohibida por el rey Carlos III en 1780), y la Custodia labrada en 1573 por Francisco Álvarez, en tiempos del rey Felipe II. Esta Custodia es la que sigue procesionando en nuestros días. Puesto que la Custodia fue elaborada por suscripción popular es propiedad de todos los madrileños y se conserva en el Salón de Goya de la Casa de la Villa.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Virgen de la Misericordia de luto

En solidaridad con las víctimas de la pandemia del coronavirus y uniéndonos al luto oficial decretado por el Gobierno, nuestra Sagrada Titular María Santísima de la Misericordia viste de luto, desde hoy miércoles 27 de mayo, para ayudar e invitar a todos nuestros hermanos y fieles de nuestra sede canónica al recogimiento y a la oración por todas esas almas y por sus familiares, amigos y seres queridos.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Triduo a María Santísima de la Misericordia

Este fin de semana la Hermandad hubiese celebrado el Triduo a María Santísima de la Misericordia y el Solemne Besamanos a la misma, que este año desde la Junta de Gobierno se decidió celebrar en el mes de Mayo, mes dedicado a la Virgen María, en lugar de el domingo de la Divina Misericordia como se venía haciendo desde que la imagen de la Sagrada Titular llegó a la sede canónica.

Sin embargo, nuevamente debido a las circunstancias derivadas de la emergencia sanitaria en la que aún nos encontramos no nos ha sido posible celebrar estos actos de culto tan especiales para nuestra Hermandad. Nuevamente, la Junta de Gobierno, a pesar de no poder manifestar presencialmente la devoción que todos los hermanos tenemos a nuestra Sagrada Titular, no ha querido dejar de hacer llegar la Palabra de Dios a las casa de todos estos hermanos con una imagen de la Virgen de la Misericordia, que ahora recogemos nuevamente en esta noticia con los mensajes de los sacerdotes celebrantes del Triduo a María Santísima de la Misericordia.

Sigue leyendo

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Novedades COVID-19

Con motivo de las medidas derivadas de la nueva etapa de desescalada de la cuarentena establecida por el Estado de Alarma decretado en nuestro país, la Junta de Gobierno de la Hermandad y Cofradía de Nazarenos del Santísimo Cristo del Perdón y María Santísima de la Misericordia ha tomado la siguiente decisión:

No obstante, la parroquia de San Ramón Nonato, sede canónica de la Hermandad permanecerá abierta desde las 9:00h hasta las 21:00h para todo aquel que quiera asistir a rezar ante las imágenes de los Sagrados Titulares. Del mismo modo, se celebrará la Santa Misa en los horarios marcados en la foto inferior, permitiendo un máximo de un tercio del aforo total de la parroquia y siempre que se sigan las normas establecidas por el Arzobispado de Madrid.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

San Isidro más presente que nunca

“Implorando tu ayuda y tu auxilio, para un pueblo que tiene fe en ti”. Así reza el estribillo del himno a San Isidro que cada año entona su Real Congregación, y, junto a ella, numerosos fieles el día de la fiesta del Patrón de Madrid. Cada 15 de mayo no son pocos los madrileños que se acercan a la Colegiata de San Isidro para venerar los restos del matrimonio de santos. La Colegiata de San Isidro y la Ermita del Santo son los dos enclaves protagonistas cada 15 de mayo, acogiendo a miles de personas que, cumpliendo con la tradición, acuden a celebrar y recordar al que es llamado “el madrileño más universal”.

Pero este año no ha sido posible. En la calle Toledo no ha habido colas para subir al camarín del matrimonio de santos, ni en la pradera se han citado familias para pasar el día y disfrutar de la verbena. La pandemia ha roto con una tradición de cientos de años. Pero esto no quiere decir que no se haya celebrado la fiesta de San Isidro, ese santo labrador que vivió en nuestra ciudad allá por el siglo XI y que despertó el fervor y la devoción de sus contemporáneos desde su mismo fallecimiento. La letra de los versos de su himno ha resonado más que nunca en los corazones de los madrileños, en aquéllos que han perdido algún ser querido en las últimas semanas o en los que siguen luchando contra la enfermedad, en los sanitarios que cuidan de ellos en los hospitales y en los científicos que buscan un remedio para acabar con el dichoso virus.

Como es tradición, en la mañana del 15 de mayo se celebró la Eucaristía tanto en la Colegiata como en la pradera, pero esta vez a puerta cerrada. En este 2020 la televisión llevó hasta las casas de todos los madrileños la misa desde la Ermita, con la presencia de las principales autoridades municipales y autonómicas, las cuales venían de entregar la Medalla de Oro de San Isidro, concedida al pueblo de Madrid, e inaugurar un monumento a las víctimas en la plaza de Cibeles. Terminada la misa en la Ermita del Santo se dieron por concluidos los actos del día de nuestro Patrón. La tarde se antojaba triste, sin música en las calles, ni procesión en el Madrid de los Austrias, ni festejos en las Ventas.

Pero San Isidro sí que sintió que su gente le celebraba, le rezaba, le miraba con devoción. Él sabe que le necesitamos, que su ciudad, que tantos malos momentos ha pasado, le sigue aclamando como Patrón y sigue confiando en él para volver, una vez más, a superar momentos tan difíciles como el que estamos viviendo.

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

La Hermandad reza contigo

Durante estos dos meses de vigencia del Estado de Alarma decretado por el Gobierno a consecuencia de la crisis sanitaria derivada de la pandemia de coronavirus, la Hermandad ha mantenido siempre presente la esperanza en sus Sagrados Titulares, a los cuales ha rezado desde el primer momento pidiendo por la sanación del mundo y la vuelta a la normalidad. 

La Junta de Gobierno, por iniciativa del Diputa de Cultos, os invita a uniros a estas oraciones que hemos elaborado con la colaboración de algunos de los hermanos de la Hermandad.

Que el Santísimo Cristo del Perdón y su bendita madre María Santísima de la Misericordia os bendigan y os guarden siempre. Amén

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Una sevillana devota de la Virgen de la Misericordia

La primera vez que, en uno de mis viajes a Madrid, me llevaron a conocer la Hermandad del Perdón sentí en flechazo nada más ver a la Virgen. Desde ese momento supe que acabaría perteneciendo a esa hermandad, a mi hermandad madrileña.

Yo sabía que mi amigo Jorge vestía algunas imágenes en Madrid, y siempre me hablaba de la Hermandad del Perdón. Un tiempo después conocí a Julio, por entonces hermano mayor. Jorge siempre me decía que cuando viajara a Madrid (solía hacerlo en verano) tenía que ir a conocer a su Virgen de la Misericordia y a su hermandad. Hace dos años visité por primera vez la parroquia de San Ramón y pude rezar ante los Titulares. Yo ya había visto a la Virgen en fotos, siempre guapísima, pero nada que ver con verla en persona. Cuando la tuve delante de mí me enamoré de Ella. Es inexplicable lo que sentí.

El Señor me gusta mucho. Me pongo delante del Cristo del Perdón y rezo con mucha devoción. Pero con la Virgen de la Misericordia me pasó lo mismo que con las imágenes de la Hermandad de San Bernardo de Sevilla (con la que salgo cada Miércoles Santo). Yo vi a la Señora y fue un flechazo en el corazón, como cuando te enamoras de una persona.

Y si verla en su altar me llegó al alma, más aún me impresionó cuando la vi abajo, antes de un cambio, a mi altura. Ese día supe que yo tenía que hacerme hermana de la Hermandad.

En estos días de confinamiento, verla en una estampa, rezarla… son de las cosas que más me confortan.

Rosa Cortés Morales

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Nos ha cambiado la vida

Nos ha cambiado la vida; un bichito que no vemos, en dos días y de repente. Nos mandaron al rincón de pensar; la cotidianidad que no queríamos ahora añoramos, habíamos perdido la capacidad de maravillarnos ante lo cotidiano, de ver que lo cotidiano es la vida y que cada momento es maravilloso, se nos habían apagado los ojos por la rutina y así hemos comprendido lo que vale cada momento.

Así que aprovechemos este tiempo para agradecer a Dios que cada mañana abrimos los ojos, que a un día le sigue otro y a una estación otra. Que cada vida es irrepetible única y maravillosa, la nuestra, la de cada uno que una sonrisa y una mirada alegre tienen tanto poder como para infundir ánimo al otro.

No vamos a perder la capacidad de maravillarnos ni de sorprendernos, viviremos con pocos recursos, es casi seguro, pero vamos a luchar para que nadie nos quite la ilusión ni las ganas de vivir porque es Él, Nuestro Señor que camina con nosotros como lo hizo con los de Emaús cuando iban desolados por el camino, y cuando podamos volver a celebrar una eucaristía le vamos a dar toda la importancia que nuestra rutina no nos permitía ver y la próxima vez que de rodillas adoremos el Santísimo Sacramento le pediremos perdón porqué estábamos tan acostumbrados a su divina presencia que ni nos dábamos cuenta de quién iba en el camino con nosotros.

Señor Mío y Dios Mío, Santísimo Cristo del Perdón ten misericordia de todos nosotros porque habíamos apagado nuestros ojos y nuestro corazón por la rutina a la maravilla de la vida cotidiana que Tú nos regalas.

Adelia Hidalgo de Calcerrada

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

El Comedor Social de San José

La epidemia del Coronavirus no ha traído consigo sólo una crisis sanitaria, con más de cien mil contagiados y veinte mil muertos en nuestro país, sino también una crisis económica y social. En Madrid, la comunidad autónoma española más castigada por la pandemia, las necesidades de muchas familias se han triplicado, personas que, hasta hace unas semanas, nunca se hubiesen imaginado guardando una cola, con su mascarilla y la oportuna distancia de seguridad, para llevar algo de comer a su prole.

Nuestro barrio es el distrito madrileño con menor renta per cápita. Por ello el comedor San José, sostenido por la parroquia de San Ramón Nonato, lleva tres años acogiendo a personas en situación de vulnerabilidad, de distintas nacionalidades y lugares de procedencia. Desde que el Gobierno decretó el Estado de Alarma, el pasado 15 de marzo, sus voluntarios, con el párroco a la cabeza, se pusieron manos a la obra con el objetivo de no dejar a nadie sin comida y asistencia psicológica en estos tiempos tan difíciles.

Hasta finales de febrero, un día normal habría unas trescientas solicitudes de comida. A día de hoy, mes y medio después del inicio del confinamiento,  son novecientas las personas que acuden diariamente a por una ración de comida. De ellas, cuatrocientas cincuenta solicitan alimentos no perecederos (a principios de año eran doscientas). Para el reparto de alimento los voluntarios organizan tres filas, dependiendo de si acuden con un recipiente, solicitan un bocadillo o reciben comida no perecedera, según se trate de una persona sin hogar, alguien que viva solo o una madre o padre de familia. Igualmente, la parroquia ofrece un servicio de llamadas a domicilio para hablar con hombres y mujeres en situación de vulnerabilidad.

Cabe resaltar que los trabajadores del comedor han observado un aumento notable de la solidaridad en las últimas semanas, tanto en forma de donaciones como en flujo de voluntarios: personas que hacen la compra y la envían al comedor, restaurantes que, a pesar de estar cerrados, siguen cocinando los alimentos que diariamente se reparten, hombres y mujeres que madrugan cada mañana para ir al banco de alimentos, otros que, por ser población de riesgo, se dedican desde casa a llamar a otros para darles apoyo psicológico, y hasta los voluntarios de Bomberos Unidos Sin Fronteras que están prestando su ayuda en las dependencias de la parroquia.

Julio Casanova Merinero

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario

Domingo de la Divina Misericordia

«Yo soy el amor y la misericordia misma; no existe miseria que pueda medirse con mi misericordia»

Estas son las palabras que Jesucristo le reveló a santa Faustina Kowalska cuando le confió el misterio de la Divina Misericordia y que ella escribió en su diario que más tarde, el Santo Padre San Juan Pablo II, utilizó para canonizar a esta Hermana de la Madre de Dios de la Misericordia y para instaurar en toda la Iglesia el Domingo de la Divina Misericordia el segundo domingo de la Pascua de Resurrección, dentro de la octava de Pascua.

Desde que llegó a la sede canónica la imagen de nuestra Sagrada Titular, María Santísima de la Misericordia, la Hermandad ha venido celebrando los cultos en su honor, consistentes en la Santa Misa y el solemne besamanos a la imagen, en torno a esta fecha tan señalada. Este año, por cuestiones organizativas, la Junta de Gobierno ha decidido trasladar la celebración de los mismos al mes de mayo, mes por excelencia dedicado a la Santísima Virgen.

Sin embargo, debido a las consecuencias derivadas de la emergencia sanitaria y del Estado de Alarma en el que nos encontramos en estos momentos, queremos trasladar un mensaje de ánimo y fuerzas a todos nuestros hermanos y a todo el que lea esta publicación, fomentando el culto a la Divina Misericordia y recordando algunos momentos de los cultos de estos últimos años.

Coronilla de la Divina Misericordia

Por la señal de la Santa Cruz de nuestros enemigos líbranos Señor Dios nuestro.

Expiraste, Jesús; pero la fuente de vida brotó para las almas, y el mar de misericordia se abrió para el mundo entero. ¡Oh, fuente de vida, insondable misericordia divina!, abarca el mundo entero y derrámate sobre nosotros.

¡Oh, sangre y agua que brotaste del corazón de Jesús, como una fuente de misericordia para nosotros, en Ti confío! (3 veces)

Padre Nuestro, Ave María y Credo.

En las cuentas grandes: Padre Eterno, Te ofrezco el Cuerpo y la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero.

En las cuentas pequeñas: Por Su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero

Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero. (3 veces)

Oh Dios Eterno, en quien la misericordia es infinita y el tesoro de compasión inagotable, vuelve a nosotros Tu mirada bondadosa y aumenta Tu misericordia en nosotros, para que en momentos difíciles no nos desesperemos ni nos desalentamos, sino que, con gran confianza, nos sometamos a Tu santa voluntad, que es el Amor y la Misericordia Mismos.

Amen

Publicado en Sin categoría | Deja un comentario