Nuevo retablo para el altar mayor de San Ramón

Los cambios arquitectónicos en la parroquia San Ramón Nonato han sido una constante en los últimos cinco años. Sin duda una de las grandes obras que se llevaron a cabo en este periodo fue la reforma del altar, antes en madera y en el medio del crucero, con la que se ganó espacio y se dejó de nuevo al descubierto el anagrama JHS que da la bienvenida al pie de la escalinata. Más tarde se estrenarían las nuevas vidrieras, tres en total, relativas a la Anunciación (en la capilla del Carmen), el Bautismo del Señor (en el baptisterio) y Pentecostés (en la fachada principal).

Retablo San Ramón

Si en los últimos dos veranos se llevaron a cabo obras de mejora de la iluminación y la pintura del interior del templo, incluido, en 2016, el nuevo altar del Cristo del Perdón y María Santísima de la Misericordia, este año le ha tocado al retablo del altar mayor.

El nuevo retablo, en madera sobredorada y mármol, obra de los talleres de Artemartínez de la localidad de Horche (Guadalajara), ha venido a completar y ensalzar más si cabe el conjunto del Calvario cuyas imágenes secundarias de la Virgen y San Juan llegaron a la parroquia el 10 de abril de 2015 (Viernes de Dolores).

Este nuevo retablo, junto con los arreglos de años pasados, logran dotarle a nuestra parroquia, con más de cien años de historia, de la personalidad y suntuosidad que merece el segundo templo más antiguo de Vallecas.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *