Sábado de Besamanos

Un año más nuestra Madre de la Misericordia quiso bajar a recibir a sus hijos en su altar de besamanos. Este año, con motivo de la cita electoral, el besamanos se adelantó al sábado en lugar del domingo de la Misericordia.

De nuevo María Santísima de la Misericordia lució en su besamanos el manto rojo y la saya de tisú dorado. Sobre su cinturilla, una medalla del Sagrado Corazón de Jesús por el centenario de la Consagración de nuestro país, y en el pecherín el ancla de la Esperanza y su nombre.

Los estrenos en este besamanos tuvieron que ver con el altar, más concretamente con la silla y los espejos. De nuevo cera blanca y rosas, flores de talco, calas y paniculata a modo de exorno floral.

A lo largo de todo el día fueron muchos los fieles que se acercaron a San Ramón para venerar a nuestra Titular. La Misa Solemne tuvo lugar a las 20:00 y estuvo presidida por D. Lidio Escudero Peña, vicario parroquial. A la cita acudieron numerosas representaciones de hermandades y congregaciones de Madrid: las hermandades de la parroquia, la Hermandad del Carmen y la de San Ramón; la Real Esclavitud de Santa María la Real de la Almudena, la Archicofradía de la Virgen de Atocha, la Hermandad de las Tres Caídas y las hermandades madrinas de la Virgen de los Siete Dolores y Los Gitanos, con su hermano mayor a la cabeza.

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *